Crónicas de un corazón delirante

11 Feb

Ok, lo admito, llevo muuuucho tiempo desaparecido de la comunidad y se muy bien que extrañan mi guía, luz y liderazgo sin igual (ja-ja). Sin embargo y no como excusa, he vivido un turbulento mar de emociones en las últimas semanas así que reencontrarme con mi voz de escritor fué necesario antes de volver a publicar.

Pfff por dónde comienzo? que difícil es vivir cambios y mantener la escencia primordial, de verdad que si. Leyendo un poco en retrospectiva, he visto (tristemente) como el 2010 fué un año de quejas y amargura. Ahh! pero no temais! que ahora estoy más fuerte que nunca para invadirlos con crónicas delirantes, anécdotas ridículas y sátiras agudas que hasta ahora (creo yo) me han caracterizado.

En fin, recuperando un poco mi voz característica me atrevo a decir que el amor mueve al mundo…. OH POR DIOS! EL AMARGADO Y NUNCA BIEN PONDERADO MIGUEL ESTÁ SIENDO CURSIIIIIIIIIIII AHHHHH SON LAS SEÑALES DEL FIIIIIIIIN!!!!!. Bien, tranquilícense, no estoy diciendo que la cursilería, los animalitos esponjocitos y la miel derramada sean los elementos que mueven al mundo, de lo que yo hablo es el amor verdader0 (y que quede claro que no estoy hablando única y exclusivamente del amor por la pareja).

Se perguntarán: qué rayos es entonces el amor verdadero? y según mi entendimiento (que no me creo poseedor de la verdad, sin embargo creo que me acerco bastante) es todo aquel sentimiento de aceptación profunda hacia una persona o fin en específico. En otras palabras, cuando aceptas a alguien con todos sus pros y contras y eres capaz de sonreir por ello, creo que podremos hablar de amor verdadero.

Procedo a explicar, si yo les preguntara el día de hoy, cuál es la mejor mamá del mundo? seguramente la gran y aplastante mayoría respondería; “Seguramente la mia” a menos que hayan sufrido de horribles maltratos cuando niños, esta es la respuesta que esperaría del montón. Una vez obteniendo esta respuesta, preguntaría de nuevo y más detallado si en realidad la madre de cada quién tiene absoluta y completamente todos los atributos que sugiere una madre ejemplar, a lo que probablemente la gran mayoría respondería con un tímido “no”.

Entonces, cómo es posible que todo el mundo diga que tiene la mejor madre del mundo, cuando están concientes de que en realidad no la tienen? para mi personal punto de vista la respuesta a esta pregunta que me quita el sueño es: el amor verdadero.

Bien mi punto no es abrumarlos o aburrirlos con definiciones absurdas o ejemplos cotidianos, mi punto aqui es que desde que experimento el amor mi vida ha obtenido nuevos brios, y conste que quiero recalcar que no me refiero únicamente al amor de pareja. Hace poco tiempo redescubrí un empolvado y olvidado sentimiento encadenado en el fondo de mi ser (osea más o menos por el colon), me di cuenta que es importante tener amor propio, que si bien la arrogancia siempre ha caracterizado, un poco de más aceptación nunca está de más.

Con este nuevo (aunque en realidad bastante viejo) sentimiento de mi lado, pude conquistar barreras antes inalcanzables e invariablemente potencializó el amor que yo siento por otras personas (“mi vieja”, mis amigos, mis familiares y hasta mis perros… y en menor medida de mis alumnos :P). Si si si, se que suena asquerosamente cursi, pero el mismo día que me di cuenta del maravilloso, guapo, inteligente, carismático (modesto), talentoso y leal ser humano que soy (y modesto… repito) todo tuvo un significado diferente, derrepente empecé a tener más pegue (si, todavía se puede tener más jaja), más éxito en mis proyectos y más felicidad en mis actividades recreativas. Es como una especie de magia duradera y barata a la que todos podemos (y debemos) acceder, sin embargo muchos ni lo inentan o no saben donde buscar.

He visto con gusto como personas cerca de mi se han contagiado un poco con esta idea del amor personal y he sido testigo de su crecimiento personal (ahhh pero que bueno soy), así mismo también he sido testigo de como nuevas personas se atreven a quererme y como de alguna manera u otra, las cosas se las arreglan para estar “bien”.

En fin, hoy solo les comparto que viví muchos meses de intoxicación sentimental por causas “amoriles” (se que no existe la palabra, no intenten corregirme) sin embargo estoy de vuelta, recuperando mi voz tradicional y listo para afrontar este 2011 como se debe!

 

Anuncios

4 comentarios to “Crónicas de un corazón delirante”

  1. jorge ruiz febrero 11, 2011 a 11:17 pm #

    aweebo ya hacia falta blog

  2. Andrés Venegas febrero 12, 2011 a 3:43 am #

    Bueno, hombre, pues… Obvio 😀
    Mucha gente hace cosas locas (y no es que les dé esquizofrenia o psicosis) solo porque aman, odian o en algunos casos ambas a alguna persona, que como dijiste no solo se limita a la pareja de uno/a, se ha visto muchas veces en la “vida real” (que ahora más que real parece artificial pero bueno…) e incontables veces en películas, libros y demases.

    Pero el tema es el amor propio, yo me quiero mucho a mí mismo, y si bien no somos las mejores personas del mundo, ni estemos poquito cerca de serlo, nos podemos dar la ilusión de que somos mucho mejores y lograr nuevas cosas.

    Lo malo es que no falta algúna persona (a veces gente querida) que le entra la envidia e inconscientemente nos ancla a un nivel inferior que no nos deja progresar, aunque ese tema está abierto a debate. Y esta fue mi humilde opinión 🙂

    • Miguel Barragán febrero 12, 2011 a 10:26 am #

      El chiste es, según yo, analizar detalladamente nuestras acciones día con día, para aprender y crecer. Si no, estamos fregados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: