Miguel vs los traperos del espacio exterior y los viene viene

27 May

Por las bolas húmedas de neptuno!, supongo que todos aqui han tenido que lidiar de primera mano contra las escorias vividoras número uno del país: los traperos y los viene viene.

No hay nada más divertido que ir en tu automovil lidiando de por si con todas las escorias tras el volante de la motrópli, con el calorón infernal de mayo, buscando un lugar para estacionarte en las abotagadas calles y encontrar un lugar excelente custodiado por uno de estos funestos centinelas.

La transacción es sencilla, uno llega a la calle (la cual es libre y propiedad federal), estaciona su automovil (el cual es propiedad privada) e inmediatamte uno se hace acreedor a una cuota por dicho movimiento ante la autoridad autoproclamada de la calle. Estas asquerosas cucarachas, cobran una cantidad de dinero por el puro privilegio de tener su siempre viilante ojo sobre el automovil, o dicho de otra manera, se les paga para que ellos mismos no le hagan daño… terrorismo acaso?

La cosa se complica un poco más, como todo insecto rastrero, viven en colmenas y por instinto son gregarios, así que uno no suele enfrentarse a un sujeto solamente, por lo general son entre 5 y 10, cada una de estas alimañanas controla una calle y entre todos forman una impresionante red de corrupción. No siendo suficiente, las “autoridades” se pasean por ahí sin encontrar ningún delito, será que llevan tajada? o será que estos honestos ciudadanos más que un mal, preveen a la desesperada población un servicio más que adecuado a sus necesidades?.

Es impresionante que yendo a colonias un poco transitadas, nos encontremos con el ya clásico balde sucio y botellas de refresco lelnas de agua “apartando” la acera para algún cliente que esté dispuesto a pagar por el servicio. Nuevamente esto es idiótico en definición, puesto que tienen tando derecho de cobrar como yo lo tengo de cobrarles a ustedes por el aire que respiran (los que crean que si tienen derecho, pues luego les paso mi cuenta bancaria para que me depositen lo que me deben por todos estos años de estar respirando mi aire). Ahhhh!, pero no llegue uno a aplastarles sus asquerosos baldes o sus purulentas botellas, porque tendrán que enfrentar la furia de uno de estos tlaxcaltecas que seguramente a la luz del día y en presencia del “atacante” no harán nada, pero será cuestión de segundos para que cuando éste se de la espalda, su carro se encuentre bellamente decorado con lineas, raspaduras y cualquier cosa que se pueda hacer con un objeto punzocortante en la superficie pintada del automóvil.

Esto no termina aqui, como casi cualquier cucaracha, que no tiene metido en la cabeza 18 años de estudio continuos, tienen tanto espacio en la cabezota como para desarrollar una memoria prodigiosa. Esto hace que si uno va a un lugar seguido y hace enemistad con alguna de estas finas personas, seguramente lo recordarán el resto de sus días. Simplemente es solo cuestión de esperar a ver cuando llevarán a cabo alguna de sus tretas. Por lo tanto ya no se puede estar en el lugar tranquilo sin pensar en que le están haciendo algún daño a nuestra valiosa propiedad con ruedas.

Quién dió origen a estas bestias míticas? pues nosotros mismos. Si, cada vez que les decimos “ahí echele un ojo” o “aqui tiene joven” estamos alimentando este cíclo de putrefacción, ya que les decimos “hey, lo que ahcen ustedes será remunerado, síganlo haciendo”. Es impresionante que por ponerse con un trapo a darle vueltas y decir “dele dele dele” se hagan merecedores de paga, si estas personas fueran necesarias, los vehículos no tendrían retrovisores o espejos laterales.

Cómo podemos acabar con esto? La respuesta es tan simple, que es complicadísima. TODOS, pero TODOS debemos de mandarlos al carajo al mismo tiempo, pero todos sabemos que eso no va a pasar, porque nadie va a querer afrontar las consecuencias de no aportar dinero para la mafia de pacotilla. Otra posible solución es comprar unos cuantros litros de ácido y meterlos a todos ahí para hacer sopa de trapero, pero pues las implicaciones éticas son bastente pesadas.

Yo simplemente jamás les doy un centavo, ni aunque me digan “son $25.00 pesos por adelantado”, solo los ignoro (es la gran ventaja de tener un carro viejo, la mayoría de los traperos no le harán daño porque glamoroso no es y un rayón más, en vez de dañarlo, lo adornaría). Hay que tratar a este tipo de gente como lo que son, la escoria del país. Qué? debo recordársolos? no pagan impuestos, consumen drogas y ganan dinero a base del miedo de las personas, es precisamente lo que los hace escorias (la escoria es el metal sobrante e impuro que se libera en el proceso de forja del acero, así que son los sobrantes de algo que es puro y trabaja bien).

Ya para terminar, también existen los primos cercanos de los traperos; los limpiabrisas. Qué necesidad tienen estos sujetos de lavarte el parabrisas a fuerzas???? es como un fetiche o una obsesión de que todos los automóviles tengan sus cristales relucientes?. Si estas porquerías fueran necesarias, tampoco los automóviles traerían limpia parabrisas incluídos. En pocas palabras, nos hacen enojar, rayan nuestros carros, apelan a nuestra lástima y acceden a nuestro dinero por medio de la fuerza bruta, yo no se… pero si les dan dinero, ustedes demuestran tener la inteligencia de un borrador económico (si el servicio es necesario, porque fueron lo bastante sucios para dejar que su automóvil se encuentre en situacion deplorable, pues la remuneración ahí si sería efectiva cabe mencionar).

Comenten por amor de Dios, que les cuesta? qué acaso tampoco les molesta? o prefieren andar por la vida sin proponer nada y solo dejándose lelvar como masa?.

Anuncios

8 comentarios to “Miguel vs los traperos del espacio exterior y los viene viene”

  1. Marlet mayo 27, 2009 a 11:06 pm #

    A mi me desesperan los “viene viene” la mayoria de las veces solo estorban y hacen perder aún mas tiempo (y dinero)

    En un banco de mi ciudad, que cuenta con su estacionamiento, le dio por ponerse a la entrada una señora que dizque para ayudar a acomodar los coches conforme fueran entrando, dando instrucciones con un alto grado de precision al grito de “dele dele”.. el resultado?? la mayoria de los asistentes al banco prefieren estacionarse en los alrededores debido al caos ocasionado por esta mujer, que además pone malas caras e insulta a quienes cometen la osadia de no remunerar su pesado trabajo.

  2. Miguel Barragán mayo 28, 2009 a 2:38 pm #

    Si, ese es el típico caso que se da, creen que su trabajo es util o incluso deseado y se enojan si no se les da una propina por tan valiosa labor. Insisto, si somos capaces de andar por toda la ciudad con precisión, para que demonios los queremos ahí para que nos “dirijan”?

  3. junnchan mayo 28, 2009 a 8:13 pm #

    Si es un caos , y sin duda alguna es muy molesto que te limpien el parabrisas cuando estas diceles y diceles que no, yo no manejo pero le pasa seguido a mi madre y de hecho le digo si no estan respetando lo que les dices no les des dinero…Pero en fin ,espero no allarme con esos problemas cuando maneje aunque lamentablemente supongo asi sera…

    por cierto soy yisel , miguel-sempai

  4. Miguel Barragán mayo 28, 2009 a 9:14 pm #

    Yisel que gusto tenerte cometnando en mi blog :D. Lamentablemente creo que cuando manejes si te va a tocar, pero está en ti poner el granito de arena para no seguir alentando este tipo de comportamientos, te mando un saludo.

  5. angelkun mayo 29, 2009 a 10:09 am #

    Hola. Pûes en mi opinion este tipo de “servicios” son una consecuencia mas de la falta de empleos para gente de bajo perfil de estudios que no les queda de otra mas que ganarse la vida de esta manera. Por cierto yo no uso automovil y talvez entre en la categoria de bajo perfil ja ja ja.

  6. Miguel Barragán mayo 29, 2009 a 11:25 am #

    Mucho se dice que el gobierno es el causante de todos nuestros males, sin embargo yo he conocido gente de “bajo perfil” que se ha superado para procurarse un futuro mejor y gente que teniendo todo para triunfar se ha ido al hoyo. Es cierto, no hay muchos empleos, pero en vez de hacer algo como población y ofrecer más trabajos, poniendo negocios o innovando, tendemos a buscar un empleo simplemente en vez de proponer. Al menos esa es mi visión.

  7. mikevsdinos mayo 29, 2009 a 3:53 pm #

    Creo que alguien tuvo un mal día hoy. Creo que esa es de las pocas ventajas de no tener carro.

  8. Miguel Barragán mayo 29, 2009 a 4:38 pm #

    Jajaja y precisamente hace mucho teimpo que no me peleo con los traperos, pero cada que voy al dojo atrás de la calle hay territorio trapero y con ellos me he dado unos entrones impresionantes en meses pasados, pero en realidad hace tiempo que no tengo altercados de ese tipo, solo me pareció importante hablar de ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: